Última publicación

Atardece en la sierra

A tardecer en la Sierra de Andújar, escuchando los bramidos de los ciervos en celo durante su tiempo de berrea. Luces de tonos cálidos los que bañan el cielo en muchos atardeceres de septiembre. F5.6  1/250  ISO2000  225mm

Nadie dijo nada sobre no pintar

 

A vueltas con los baches.

Pues si, en plena pandemia y con todo lo que nos rodea revuelto, ando en ese punto donde sales a fotografiar con una expectativa, y ves como se esfuma a las primeras de cambio, costando la misma vida encontrar un plan B.

Me temo que es uno de esos múltiples baches que pasamos los fotógrafos a lo largo de nuestra vida, donde no nos encontramos cómodos con lo que vemos ni con lo que fotografiamos. También influyen otros factores como la época del año, la meteorología o las circunstancias que te acompañen en la cabeza.

Este verano que asoma a su fin, ha sido raro. De lo que he hecho poco ha cuajado. Por ejemplo. Las salidas nocturnas han sido un desastre, el tiempo ha venido de aquella manera y se han ido al traste. El ambiente en las calles para conseguir algún robado no acompaña. Hay movimiento, algo de bullicio. Pero la suma de gente, luces y lugar tampoco ha sido la correcta. Poco material aprovechable o llamativo. Me queda el paisaje natural y urbano que entre calimas y sequía pues no tiene el color que debe tener. Los atardeceres no han sido de magentas ni rojos intensos.

El verano por clima cada vez me gusta menos, aunque fotográficamente hablando siempre me ha proporcionado alegrías. Pero este año ha sido nulo total. De hecho en los últimos paseos o salidas ni he encontrado el momento o la luz y me temo que es un bache. 

De los baches se sale y no por eso voy a dejar la cámara en casa. Ni hablar. Hay que seguir saliendo aunque no salga el equipo de la bolsa, fotografiar con el ojo me ayuda y para rapidez, utilizo el móvil. 

Una cosa que me viene bien es dejar en barbecho las redes sociales, procuro no ver muchas fotos  para oxigenar la cabeza. Aprovecho para releer algún libro, tutoriales, artículos o ver algún video de fotógrafos que hagan disciplinas distintas a las que practico.

Otra buena medicina que ayuda y bastante, es salir a fotografiar sin pretensión alguna, solo con la intención de disfrutar del momento, llevar la cámara al cuello y si hay algo interesante apretar el disparador. Lo de salir con una 50mm fijo casi soldado a la cámara es digno de estudio, en otros baches anteriores me ha ayudado mucho su uso para aislar elementos y simplificar las composiciones de las fotos. Es cuestión de probar, pero los teles duermen una temporada en sus fundas cuando no tengo claro que fotografiar.

Estoy convencido que cuando llegue septiembre el tema va a cambiar. La nueva estación propicia nuevas inquietudes e ideas, el volver a salir con los compañeros de afición, coger el coche para moverse por otros lugares, buscar el punto de vista distinto en las cosas cotidianas... Seguro que la chispa vuelve y nos venimos arriba más pronto que tarde.

Si estás en la misma situación que yo no sufras. Al verano le quedan cuatro días y seguro que con la vuelta a la rutina buscamos vías que rompan la monotonía y el día a día tan automatizado que llevamos hoy en día.

Lo más importante. No dejes la cámara en el fondo del armario, cuelga la bolsa en el perchero que tienes en la entrada de casa y que no se te olvide cada vez que pises la calle.


La foto que acompaña a esta entrada.

Esta foto la hice por estas fechas el año pasado en unos de mis múltiples paseos por las calles de Úbeda. Me percaté del punto de color que le dieron a esa pared blanqueada y me resultó gracioso el contrapunto que aportaba al mensaje.

"Prohibido fijar carteles", un mensaje de advertencia pintado en negro sobre una pared blanca, como si fuera un mensaje antiguo que seguramente hemos visto desde niños en muchas de las paredes de nuestras ciudades. "Nadie dijo nada sobre pintar", puntos de colores que aportan su parte reivindicativa a este mensaje antiguo. Una nota de color humorística, como desafiante al mensaje, lo que viene siendo a ser, buscar los tres pies al gato.

He vuelto a pasar varias veces por este lugar y han quitado el color, como si algunas personas quisieran que vivamos permanentemente en blanco y negro. En estos tiempos que vivimos, el color debe estar por todos los lados. El color es alegría, es una declaración de intenciones, sensaciones y sentimientos, solo nos falta entenderlo para que nos ayude a comunicar en nuestras fotografías. Todo se aprenderá y se andará.




2020 (R) ajms
F2.8  1/100  ISO3200  17mm




Y la semana que viene...

Antes de que llegue la semana que viene dejaré otra foto de mi archivo por aquí. Durante las próximas semanas subiré una foto de archivo los jueves. 

Por archivo me refiero a años anteriores a dos mil veinte. Los lunes les tocará el turno a fotos que he hecho durante el año pasado, las de este año tendrán que esperar ya que no las tengo clasificadas ni reveladas. Esto de tener poco tiempo libre...

Feliz semana a tod@s.


Comentarios

  1. Yo tambien suelo trabajar con imagenes actuales y de archivo... Y a veces encuentro fotos, de hace años, que me encantan ahora y que entonces pasaron desapercibidas... La verdad es que no le doy mayor importancia al asunto... El verano no es un tiempo propicio para fotografiar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verano es poco agraciado, pero tiene su luz, sus momentos y sus historias que merece ser retratados. Lo que comentas del archivo suele pasar, de vez en cuando conviene echar la vista atrás para rescatar algo.

      Muchas gracias por pasar amigo Ildefonso,

      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola, Antonio. He encontrado tu blog a través de Ildefonso, y me alegro mucho de haberlo hecho. ¿Cómo que el verano no es tiempo para fotografiar? A mi me parece como cualquier otra estación: magnífico. Hay amaneceres mágicos, y atardeceres de ensueño, ya sea fotografiando gaviotas en la playa, y pájaros en la montaña, o simplemente haciendo unas macros con unas flores silvestres. Se puede hacer fotografía callejera en los mercados, en los paseos, en los grupos de gente que charla plácidamente... Y foto de edificios, picados y contrapicados. ¡Se puede hacer de todo! A mi me encantan los desenfoques y la macro, por eso, en época de virus, me he dedicado a hacer fotos en casa, que también tiene un montón de cositas cucas que fotografiar, aunque parezca que no.
    En fin, que me alegra de haber encontrado esta comunidad de fotógrafos porque de todos aprenderé, estoy segura.
    Gracias por tus hermosas fotografías.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Mari Carmen.

      El verano es distinto para fotografiar por la luz, pero no quiere decir que no saquemos la cámara de la funda. El tema de mi verano es que nada de lo que tenía en mente ha salido bien, pero volveremos a la carga cuando la agenda me lo permita.

      Has elegido un buen lugar para aprender, por aquí no se es muy inmediato como las redes sociales, pero la respuesta tiene más chicha.


      Saludos.

      Eliminar
  3. Muy buena Antonio. Cuando se lleva la cámara encima siempre se encuentra algo, aunque después se quede en alguna carpeta.
    Espero que el otoño te inspire y pases el "bache". Es una estación que da mucho juego.
    Me han gustado mucho todas tus últimas entradas, La luz magnífica, la de la Vía Láctea espectacular y la de los gatitos en la ventana me parece genial.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy gradecido por tus palabras amigo Fernando, llevaba tiempo sin pasar por vuestros blogs y he visto fotografías muy interesantes.

      Al otoño solo le pido tiempo, algo de tiempo libre para fotografiar y pensar. Todo se andará.

      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar esta entrada, en breve aparecerá publicada.

Saludos.